POR QUé CADA 30 DE NOVIEMBRE SE CELEBRA EL DíA DEL MATE EN NUESTRO PAíS

¿Hay algo que nos pueda representar mejor ante el mundo que el mate? Sin dudas, esta infusión es sinónimo de los argentinos y de los uruguayos, y este 30 de noviembre es por ello que se celebra el Día del Mate en nuestro país.

Desde el año 2015 esta fecha del 30 de noviembre fue establecida por la Ley 27.117 como el Día Nacional del Mate. Responde a la conmemoración del nacimiento del comandante Andrés Guacurarí y Artigas, quien vivió entre 1778 y 1821.

¿Quién fue Andrés Guacurarí y Artigas y qué tiene que ver con el mate?

Andrés Guacurarí al tiempo agregó el apellido Artigas a su nombre, al ser adoptado por el propio caudillo rioplatense José Gervasio de Artigas.

El comandante “Andresito”, como era conocido, fue un caudillo y militar guaraní misionero, siendo a su vez de los primeros caudillos federales de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Incluso, entre los años 1815 y 1819, gobernó la Provincia Grande de las Misiones (actual parte de la provincia de Misiones) y se convirtió en una de los más fieles colaboradores del general José Gervasio de Artigas, quien terminó apadrinándolo y lo tomó como hijo adoptivo. De allí que le permitió firmar como Andrés Artigas.

“Andresito” fomentó notablemente la producción y la comercialización de la yerba mate, dándole un vigor especial para que esta infusión se termine convirtiendo en una verdadera tradición para argentinos y uruguayos.

A su vez, Andrés Guacurarí y Artigas, sirvió en el Ejército de Manuel Belgrano, en donde participó de las contiendas por la independencia de la Argentina.

Las distintas formas de tomar mate para los argentinos

El mate suele acompañar gran cantidad de las horas de un día para los argentinos. De esta manera, sus formas de tomarlo pueden variar según los gustos de quien lo saboree.

Sus variantes clásicas son el mate amargo y el dulce, aunque también son muy comunes las formas que incluyen el agregado de yuyos, leche o miel. Aquí te contamos 10 maneras diferentes de disfrutar el mate:

  • Mate amargo: La forma más tradicional y sencilla, no requiere demasiados esfuerzos para prepararlo.
  • Mate dulce: Su preparación es igual al amargo, con la gran diferencia que se le agrega azúcar o un endulzante. El agregado del azúcar puede provocar que el mate se “lave” más rápidamente.
  • Mate con limón o naranja: Cierto es que el mate produce acidez, y más aún en las personas que padecen de ella. Es por ello que el agregado de cáscaras de limón o naranja ayudan a contrarrestar el ardor estomacal. Además, por supuesto, le terminan dando un sabor diferencial a la infusión.
  • Mate con café: Contrariamente a lo que esbozamos recién, el mate con café no es apto para quienes sufren de acidez. Le da un sabor intenso, y al tener altos niveles de cafeína, resulta ideal para comenzar el día. Se suele preparar con media cucharada de café molido que se le agrega a la yerba.
  • Mate con hierbas serranas: Quizá sea una de las formas más apetecibles de los que gustas de los yuyos, tales como la menta, la peperina y la melisa. Todo esto le puede dar un gusto extra al mate.
  • Mate con leche: Se reemplaza el agua caliente por leche caliente, y antes de que llegue a su hervor una vez colocada en el fuego, ya está lista para cebar. Su sabor termina siendo muy similar al del mate cocido con leche.
  • Tereré: Otro clásico a la hora de degustar el mate. Es de origen guaraní y resulta ser la versión ideal para los días de mucho calor. Se puede reemplazar el agua caliente por jugo de pomelo, naranja u otros. También, por supuesto, por agua fría.
  • Mate con cerveza: Tal vez no sea la versión ideal de esta infusión si es que decides tomarla por las mañanas y antes de salir a trabajar. Cierto es que no resulta muy común, pero también es verdad que una pequeña parte de la población tiene la costumbre de reemplazar el agua por la cerveza.
  • Mate con aguardiente: Y siguiendo en esta tónica, también citaremos el caso del mate con aguardiente. Resulta ser una antigua costumbre para combatir los días más intensos de invierno, y se suele practicar en algunos pueblos del norte de nuestro país. Su preparación consiste en agregarle una pequeña medida de aguardiente a la yerba seca así se humedece, para luego ir sumándole unos chorros extras a medida que se lo va consumiendo.
  • Mate con miel y cedrón: Esta opción también es ideal para aquellos que no son adeptos al mate amargo. Le suelen sumar una cucharada de miel al agua y luego una hojitas de cedrón a la yerba.

2021-11-30T12:47:32Z dg43tfdfdgfd